Saltar al contenido

Poderosas Oraciones de Protección Contra Todo Mal

Como hijos de Dios, no estamos libres de peligros, por eso la con nuestras poderosas oraciones de protección contra todo mal crearás un cerco espiritual que nos resguarda de cualquier amenaza o adversidad.



Dice la Biblia que Satanás anda como león rugiente buscando a quién devorar. Es por ello que a diario debes pedir al Padre Celestial que te proteja de las acechanzas del maligno. Recuerda que Jehová es tu amparo y tu fortaleza, tu pronto auxilio en los momentos difíciles.

Es por ello que hemos preparado para ti esta sencilla pero poderosa oración, para que puedas llevar un día tranquilo pues Dios cuida de ti.

Oración de protección contra todo mal y peligro

Oración poderosa de protección contra todo mal y peligro

Si mantienes una comunicación constante con el creador será sencillo pedirle que ahuyente cualquier eventualidad y/o peligro. Pero si las aflicciones te distraen y no oras constantemente no te preocupes.

Dios sabe cada una de tus inquietudes, sin embargo, te invita a orarle, a pedirle ayuda. Por eso hemos traído una sencilla oración que te servirá como guía para protegerte  contra toda eventualidad inesperada



Oh- Padre Mío, te pido protección y aleje
de mi todos los demonios, que me abandonen
que se vayan y no regresen, que vuelvan
a su infierno eterno y de ahí no salgan más
que desaparezcan todas las maldades y malestares
saca de mí toda la maldad que tengo y que me persigue
expúlsalas para que mi alma pueda estar en paz
dame tu bendición y protégenos para tener siempre paz

 

Padre Celestial, soy tu hijo, creo en ti,
en tu poder y en tu gloria
estoy arrepentido, perdona mis pecados y faltas
protégeme de todo mal que venga contra mi
no permita que nada ni nadie pueda causarme mal
protege mi corazón de toda maldad
y mi mente contra toda desesperanza

 

Dios Santo, tu tienes poder para hacernos
triunfadores contra la adversidad que nos rodea
no permitas que el maligno este cerca, aléjelo, desaparézcalo
protégeme de todo mal y peligro
que el enemigo sea vencido con tu poder
no les des clemencia
no permitas que el maligno nos desvié del camino del bien

 

Soy tu hijo Señor, sé que no me vas a desamparar
condúceme por el camino de la luz
Toma mi mano y llévame contigo por el sendero de la luz

Amen

Oración para que Dios me proteja de toda amenaza


Dios es el único ser que puede protegernos de los ataques demoníacos del diablo. Solo con su guía estaremos completamente protegidos.

Para lograr esa protección es sumamente importante mantener una comunicación constante y sincera con el creador. A continuación, vamos a mostrarte una sencilla oración que te servirá de guía para pedirle a Dios que te proteja de toda amenaza y/o riesgo.

Oh Dios omnipotente,
que siempre has estado a favor del indefenso,
que proteges al más débil y brindas justicia,
que fortaleces el punto más flaco donde es vulnerable,
protégeme de todo mal,
de los demonios disfrazados de buenos que habitan,
las falsas caras que a mi lado caminan,
esperando una oportunidad para mostrarse
frente a mí y liberar todo su repertorio de maldades.

 

Permíteme vivir plenamente, lleno de alegría,
de paz y amor, sin preocupaciones,
sin ser perseguido por amenazantes,
sin ser juzgado por las miradas penetrantes
que solo están por decir maldades en mi nombre,
a ti doy gracias porque me has protegido bien

 

Señor no quiero ser víctima de ellos,
por eso acudo al mayor protector de todos.

 

Amén.

Oración católica de protección contra todo mal

Actualmente es común observar la maldad en el mundo. Cada día se desatan más guerras y disputas que afectan grandemente a la humanidad. Y es que vivimos en una sociedad que endurece el corazón de las personas.

Para evitar caer en esas actitudes es importante mantenernos cerca de nuestro padre celestial. Y la mejor manera de hacerlo es hacerle una oración católica de protección para todo mal. Y con ayuda de esta oración estaremos protegidos y seguiremos mostrando el inmenso amor de Dios.

Oh, Señor todopoderoso,
expulsa todas las maldades al fuego del averno,
para que de allí no puedan regresar jamás
y no salgan a atormentar más nunca este mundo.

 

Te pido con todo el deseo,
que, en el nombre de Jesucristo mi salvador,
quien me ha librado de mis pecados,
derramando su sangre preciosa,
traído por obra y gracia de la Virgen María
Inmaculada, me liberes de las maldiciones,
ataduras, conjuros y hechizos lanzados en mi contra,
que han estado persiguiendo,
y siento su presencia a mi alrededor.

 

Las malas vibras me rodean y puedo sentir la carga
que en mi espalda se acumula,
que me hace sentir pesado,
protégeme de todo esto y expúlsalos.

 

Amén.

Oración para que no me pase nada malo

Nadie esta libre del peligro ni del mal, pero todos podemos elegir y escoger como vivir nuestras vidas. Si quieres recibir bendiciones pues obra bien y pide al señor protección, sino pues no pidas nada y a tener buena suerte, porque valga verdades. El mal nunca descansa, pero pedir en una oración puedes hacer que la suerte te acompañe

Quizás sea así porque pedir en una oración es como bendecirte, al menos orar no te hará daño. Vamos hay gente incrédula, pero también es cierto la oración tiene un poder mágico y sorprendente. Todo esta en ti en empezar a tener fe y creer 😉

Oh, Señor Jesús,
en este día, que me encamino a salir de mi hogar,
te pido que me protejas de todos los males que habitan,
mucha gente puede ser una amenaza,
puedo ser víctima de un accidente,
o de algún problema ocasionado,
no permitas que nada malo me pase.

 

La violencia está desatada,
la gente cada día está más llena de odio,
cada día no soportan la carga y tienen poca tolerancia,
te pido que no permitas que exploten su enojo conmigo,
no dejes que sea víctima de sus abusos.

 

La delincuencia abunda,
gente que quiere arrebatarte tus pertenencias,
y hacerse con ellas solo para llenar sus bolsillos
de manera poco honrada,
aléjalos de mí y permíteme regresar a salvo.

 

Amén.

Oración de la biblia para alejar el mal

Como sabes. La biblia es la carta dejada por Dios a la humanidad que nos permite acercarnos a él, conocerlo y admirar sus grandes obras.

Lo mejor de todo es que si combinas la biblia con la oración será un escudo impenetrable contra los ataques del diablo. Y si deseas alejar el mal de tu familia y seres queridos te invitamos a realizar una potente oración de la biblia para alejar el mal. Presta mucha atención y sigue este ejemplo de oración.

Señor, líbrame de los malvados;
protégeme de los violentos,
de los que traman el mal
y a todas horas provocan peleas.
Su lengua es aguda, como de serpiente;
sus palabras son como veneno de víbora.

 

Señor, protégeme del poder de los malvados,
protégeme de los violentos,
de los que hacen planes para que yo caiga.
Esos orgullosos me han puesto una trampa;
me han tendido red y lazos;
me han puesto trampas junto al camino.

 

Le he dicho al Señor: Tú eres mi Dios;
¡escucha, pues, mi grito suplicante!
Señor, Señor, mi Salvador poderoso,
tú proteges mi cabeza en el combate.
Señor, no concedas al malvado sus deseos;
no dejes que sus planes sigan
adelante

 

Amén

Oración para proteger la casa de todo mal

Los amigos de lo ajenos siempre están al acecho para arrebatarte tus cosas y pertenencias que con tanto esfuerzo te lo ganaste. Por eso seria bueno que empecemos en nuestras oraciones bendecir ese techo bajo 4 paredes donde descansamos nuestras noches.

Por ello el día de hoy te dejamos con esta cortita oración para bendecir y proteger la casa de todo mal 😉

Amado padre celestial,
a ti, que te adoramos y servimos fielmente en mi hogar,
donde eres nuestro pilar fundamental,
que sostiene las 4 paredes de cemento,
que nos permite vivir cómodamente.
Con mucho esfuerzo y dedicación,
mi esposa y yo nos hemos dedicado
a levantar esta casa desde los cimientos,
donde hemos puesto granito por granito para que
hoy fuese lo que es,
y cada día que pasa alabamos tu nombre
por permitirnos lograr ese objetivo.

 

Hoy, te pido por la protección de este hogar,
que es fuente de amor, paz y fe,
que nos permite dormir bajo un techo.

 

Señor malintencionados quieren desearnos un mal,
pero contigo habitando mi hogar,
ningún mal entrará, porque aquí vives con nosotros.

 

Amén.

Vea también:

2 Compartir
Twittear
Compartir